Manifiesto ANIS-FIAB: “la desinformación en nutrición es un riesgo para la salud”

octubre 31, 2013

Ayer, en el marco del IX Congreso de La Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS), ANIS y FIAB han presentado el “Manifiesto por una Comunicación Responsable en Alimentación y Salud”.

El Manifiesto es un decálogo elaborado por profesionales en información de la salud, expertos de la industria de alimentación y bebidas, así como representantes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

En su presentación el Director General de FIAB, Horacio González Alemán y el Presidente de ANIS, Alipio Gutiérrez, presidente de ANIS, comentaron la gran importancia de comunicar con objetividad y rigor todo lo relacionado con los alimentos.

fiabanis.jpgEn este sentido, en este Manifiesto se explica la importancia de contextualizar siempre el consumo de un alimento o bebida dentro deuna alimentación y unos hábitos de vida determinados, puesto que los hábitos de vida saludables son un factor más que, junto con otros como la genética o ambientales, influyen en la salud de las personas.

 

Decálogo del Manifiesto por una comunicación responsable en alimentación y salud:

1.       INFORMACIÓN DE INTERÉS PÚBLICO. Las noticias sobre alimentación y salud tienen una influencia directa en las decisiones de los ciudadanos y en sus hábitos de alimentación. En consecuencia, es nuestra responsabilidad ofrecer el máximo rigor, objetividad y evidencia científica como principios básicos que rijan nuestro trabajo.

2.       ALIMENTACIÓN, ESTILO DE VIDA Y SALUD. La alimentación es un factor más, aunque muy relevante, dentro de lo que se define como un estilo de vida saludable. Cuando informamos sobre alimentación y salud, debemos tener en cuenta que no existen alimentos buenos ni malos, sino una dieta adecuada o inadecuada, y que ésta debe estar combinada con la práctica de una actividad física regular. Además, es importante señalar que, junto con la alimentación, existen otros factores importantes que influyen en la salud, como los ambientales o la predisposición genética.

3.       COMUNICACIÓN DEL RIESGO ALIMENTARIO. Conviene diferenciar claramente lo que es una “alerta alimentaria”, con datos objetivos contrastables, de la “percepción subjetiva del riesgo alimentario” que ocasionalmente puedan tener los ciudadanos y evitar, en todo caso, alarmas innecesarias. Todas las crisis empiezan con una alerta previa por lo que conviene ser vigilantes y cautelosos al respecto de las mismas cuando se hacen públicas. (por ej. Evitando utilizar imágenes de productos supuestamente afectados que no se corresponden con los realmente retirados). Las crisis también se pueden prevenir divulgando estilos de vida saludables, con informaciones planificadas, contextualizándolas para que sean completas y no sólo una parte.

4.       UN PRODUCTO MUY REGULADO. Para que un alimento llegue a la mesa del consumidor debe cumplir con una compleja y exhaustiva legislación en materia de calidad y seguridad alimentaria. Estas normas regulan los controles, la seguridad alimentaria, la calidad, la información al consumidor, la comunicación de los beneficios para la salud y la publicidad, entre otros aspectos. Para informar sobre alimentación y nutrición, es imprescindible conocer y tener en cuenta esa regulación, así como saber transmitir a los ciudadanos sus implicaciones. Del mismo modo, exigimos a las autoridades mayor eficacia, control y difusión pública de las tareas de inspección.

5.       FUENTES VÁLIDAS DE INFORMACIÓN. Como en cualquier otra información, en temas de alimentación y salud existen fuentes con intereses y puntos de vista distintos. Una sola fuente no debe ser suficiente para elaborar una información ponderada. Es necesario contar con fuentes relevantes, sólidas y fiables que aporten opiniones cualificadas del mayor número posible de actores, y que ofrezcan respuestas rápidas. Igualmente, resulta necesario contrastar las noticias servidas por agencia sobre hallazgos o informaciones procedentes de fuera de España. (Ante cualquier duda, junto con las Administraciones Públicas, tanto ANIS como FIAB –fuente de contacto de sectores y empresas- se ofrecen a ser puntos de contacto para ayudar a contrastar cualquier información en este ámbito).

6.       IMPORTANCIA DE LA EVIDENCIA CIENTÍFICA. Cualquier estudio válido requiere cumplir con los patrones básicos de la investigación científica: que sean realizados por entidades de prestigio, que cumplan en cuanto a muestra, duración, metodología, revisión de pares, etc. Igualmente, es preciso confirmar si los resultados son extrapolables de un país a otro, así como saber diferenciar entre los estudios experimentales y los meramente observacionales, así como si están realizados en animales o en humanos. Por último, la hay que tener en cuenta que la evidencia científica es temporal por lo que será clave relativizar la información hallada y valorar siempre el grado de la evidencia.

7.       TRANSPARENCIA EN LA INFORMACIÓN. Para ello es importante conocer los vínculos entre las fuentes de información y quiénes la promueven, desvelándolos para su correcta interpretación. Dicha transparencia debe ser exigida a todas las fuentes de información: agencias de información, sociedades médicas y científicas, universidades, centros médicos, organizaciones de consumidores, fabricantes de alimentos y bebidas, etc.

8.       QUE LA ORIGINALIDAD NO COMPROMETA LA VERACIDAD. Dado el carácter sensible de la información sobre alimentación y salud, la originalidad en la exposición y el enfoque no debe impedirnos mantener como premisas el rigor, el equilibrio y la precisión. Lo noticioso no puede ser sólo lo negativo. Además debemos evitar la “medicalización de los alimentos” que pueda inducir a los ciudadanos a realizar hábitos alimentarios extremos contrarios a la salud. Otorgar propiedades saludables a los alimentos sin evidencia científica contrastada es una práctica que debemos evitar mediante el rigor científico y la precisión informativa, de una manera sencilla y transparente. Una mala información también perjudica gravemente la salud.

 9.       USO RESPONSABLE DE INTERNET. Internet es una inestimable fuente de información, y a la vez se ha convertido en la principal vía de circulación de mitos y bulos sobre la alimentación. Es importante saber identificarlos y a ser posible utilizar como fuente de consulta únicamente webs acreditadas con sellos de calidad del ámbito científico (HON Code, WMA, WIS…). El uso de información obtenida en Internet no nos excluye de la responsabilidad de contrastar su veracidad y su vigencia. (Ante cualquier duda, junto con las Administraciones Públicas, tanto ANIS como FIAB –fuente de contacto de sectores y empresas- se ofrecen a ser puntos de contacto para ayudar a contrastar cualquier información en este ámbito).

10.   CORRESPONSABILIDAD. Los informadores de salud podemos liderar el diálogo entre las partes –Administración, instituciones públicas y privadas, empresas de alimentación y bebidas, etc.- con el objetivo de asegurar una información veraz y objetiva para el ciudadano. Por lo tanto, reclamamos que las fuentes sean fácilmente identificables, accesibles, disponibles para los medios, y que proporcionen información relevante donde primen los criterios de objetividad y no los publicitarios. Los informadores debemos ser objetivos respecto a las instituciones que financian una investigación sobre alimentación o nutrición, y no discriminar la difusión pública de la marca con independencia de los resultados obtenidos. Del mismo modo, es nuestro deber y el de las administraciones sanitarias, desenmascarar las malas prácticas o los fraudes.

Este documento nos parece de extraordinaria importancia y esperemos que llegue rápidamente a todas aquellas personas que realizan comunicación sobre alimentos.

Enhorabuena a ANSI y FIAB por la iniciativa.

Un saludo.

Javier San Martín

Fundador de Aloyn

Puedes comentar sobre este post en twitter @javiersanmartin y en los grupos de Aloyn en las redes sociales.


Presentación y Firma Plan Havisa

enero 16, 2013

El pasado lunes, como ya habíamos anunciado desde aquí, tuvo lugar en el Ministerio de Sanidad la firma del Plan Havisa. Ver también el artículo https://aloyn.wordpress.com/2013/01/07/plan-havisa/

AESAN 1 firma

Mesa de Autoridades   

 

El Acto estuvo presidido por la Ministra de Sanidad, Ana Mato, y contó con la presencia de otros altos cargos del Ministerio como Pilar Farjas, Secretaria General del Ministerio y Presidenta de Aesan, o Angela López de Sá, Directora Ejecutiva de AESAN.

Y por parte de la fundación Alimentum estuvo su Directora y Secretaria General, María del Hoyo Solorzano, así como su Presidente y muchos de sus patronos, altos directivos de las 24 empresas miembros de la Fundación.

María del Hoyo desgranó el plan de comunicación y sus objetivos totalmente alineados con la estrategia NAOS de lucha contra la obesidad y el sedentarismo. El plan será masivo pues habrá mensajes en todos los anuncios publicitarios en televisión de todas las empresas firmantes durante todo el año 2013. Se espera que cada español reciba una media de 6 mensajes sobre el plan cada día durante su vigencia y que en total se emitan anuncios equivalentes a 2.300 minutos de programación por mes.

AESAN 2

El plan de comunicación se concretará en una serie de leyendas mensuales pactadas con AESAN, estos mensajes serán:

  • Enero: “La mejor receta: alimentación equilibrada y ejercicio físico”.
  • Febrero: “Realiza actividad física a diario”.
  • Marzo: “Come de forma variada, equilibrada y moderada”.
  • Abril: “Combina actividad física con alimentación variada y equilibrada”.
  • Mayo: “Camina 30 minutos al día”.
  • Junio: “Come más fruta y verdura”.
  • Julio: “Come variado, equilibrado, moderado y muévete”.
  • Agosto: “Vive activo, muévete para estar sano”.
  • Septiembre: “Desayuna todos los días”.
  • Octubre: “Utiliza las escaleras en lugar del ascensor”.
  • Noviembre: “Infórmate: lee la etiqueta de los alimentos y bebidas”.
  • Diciembre: “La mejor receta: alimentación equilibrada y ejercicio físico”.

AESAN 3

Esperemos que sean mensajes eficientes y que calen en los consumidores.

Un saludo.


Plan Havisa

enero 7, 2013

Promovido por la fundación Alimentum y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición se ha confeccionado recientemente el Plan Havisa.

El Plan Havisa, acrónimo de Hábitos de Vida Saludable tiene como objetivo fomentar dichos hábitos en la sociedad española mediante un importante plan de comunicación.

El plan inicialmente consistirá en una campaña conjunta de comunicación, básicamente en televisión, que por medio de distintos mensajes y leyendas, buscará fomentar y combinar la alimentación de calidad, variada y equilibrada con el ejercicio físico regular.

aesan alim ame

El plan cuenta con el apoyo de la Asociación Multisectorial de Empresas de Alimentación y Bebidas (AME), formada  por algunos de los principales grupos de alimentación del país, el mío entre ellos, y admite que se sigan sumando adhesiones tanto de la Industria Alimentaria como de otros sectores que tengan interés en la iniciativa.

La iniciativa será presentada oficialmente en el Ministerio de Sanidad el próximo 14 de enero, en un Acto presidido por la Ministra y en el que se procederá a la firma de parte de los Convenios de Colaboración recogidos en el Plan.

havisa

Si estás interesado en conocer más detalles o en sumarte a la iniciativa puedes hacerlo en: www.habitosdevidasaludables.com


Las marcas de alimentación en las redes sociales

marzo 20, 2012

A distancia de un año y medio de la primera versión, retomamos nuestro análisis sobre el uso de las redes sociales por parte de las empresas de alimentación en España para actualizar la situación actual y analizar la evolución desde septiembre de 2010.

Elegimos el sector alimentación por ser uno de los sectores con mayor presencia en los medios tradicionales, básicamente publicidad en medios tradicionales, para verificar “cómo” y sobretodo “si” se estaba produciendo una adaptación al entorno digital y más en concreto cual era el nivel de adopción de las redes sociales en las estrategias de marketing de estas compañías.

Para la realización de este estudio seleccionamos 97 marcas,  todas ellas localizables en supermercados y/o tiendas de alimentación. En esta segunda edición retomamos las mismas 97 marcas y añadimos en la lista de redes monitorizadas (twitter, facebook, youtube y blogs corporativos) instagram y pinterest como redes de “nueva generación”.

Estas son mis reflexiones sobre la interpretación de los datos del estudio y sobre la tendencia con respeto al análisis de 2010.

Las marcas actualizan cada vez menos las web corporativas. A medida que las empresas adoptan las redes sociales, notamos cómo las web corporativas dejan de ser el canal de comunicación prioritario. Las webs están cada vez más desactualizadas; pasamos incluso a actualizaciones de 1 vez al mes. Los apartados tradicionales de “noticias” y “sala de prensa” han dejado de tener tanta importancia. De hecho la tendencia (no sólo en el sector alimentación) es que las corporaciones utilicen plataformas específicas externas para alojar sus notas de prensa.

Las marcas no creen en los blogs. Quizás el esfuerzo que requieren o quizás la eficacia en términos de retorno de la inversión, pero el estudio indica por un lado que el crecimiento es solo del 7% (respeto al crecimiento medio del 25% del resto de redes) y que la mayoría de marcas han pasado de actualizar el blog con frecuencia semanal a actualizarlo una vez al mes. En este punto quizás la razón de la pérdida de interés esté en el esfuerzo que representa una buena estrategia de contenidos para un blog.

Facebook, Twitter, Youtube experimentan un crecimiento similar: Se consolidan cómo las redes más utilizadas, con un crecimiento en porcentaje del 25% respeto al 2010. Las marcas apuestan sin duda por estas 3 redes, en igual medida.

Ha mejorado el uso de las redes (más contenidos de valor), aunque en general disminuye la frecuencia de actualización.

Nos importa la calidad, pero también el tamaño es importante. Las marcas apuestan claramente por incrementar el número de seguidores. Otra cosa es que realmente sepan hacerlo.

Estamos aprendiendo a conversar. Sobretodo en Twitter, casi un 70% de las marcas tiene interés en generar conversación. Pero en cambio no apostamos por el equilibrio entre followers y followings.

Estamos aprendiendo a utilizar contenido multimedia, pero no apostamos por generar contenido específico para internet.

Muy pocas marcas desarrollan una estrategia específica para cada red. Normalmente se utiliza Twitter o Facebook y los contenidos se replican de forma automática en las otras redes.

En resumen, es evidente que estamos evolucionando y aprendiendo a integrar de una forma mucho más natural el uso de las redes sociales en nuestras estrategias de marketing y comunicación; ahora bien, otra cosa es que tengamos las ideas claras a la hora de hacerlo.

Quisiéramos ser empresas 2.0 pero en el fondo se nos nota a la legua que no llevamos el gen digital en nuestro ADN. Todavía estamos anclados a modelos tradicionales basados en las promociones y la publicidad, desaprovechando en gran parte el potencial que nos ofrecen las distintas redes.

El camino a recorrer es muy largo. Todavía hecho a faltar la coherencia de una estrategia online definida a priori y llevada a cabo teniendo en cuenta las características de cada una de las redes. Y por otra parte, quizás, demasiados errores “garrafales” cometidos por la inexperiencia, a veces, que quien ejecuta la estrategia online.

Porque estar en las redes sociales no es abrir un canal YouTube para colgar los anuncios de la tele!

Marco Cimino

CEO, Marketing & Sales Manager

Sowre Consulting España

@mcimino

www.sowre.es

http://www.slideshare.net/SowreConsulting/estudio-social-media-en-empresas-de-alimentacin-segunda-edicin


A %d blogueros les gusta esto: